jueves, 11 de agosto de 2011

La diestra es muy siniestra



Sabréis porque os lo cuento
Que en un cierto programa 
abominable de La Uno,
-O de La Dos, no me acuerdo-
Discutía con el De Prada,
Hace ya bastante tiempo,
Un progre gafapastudo,
El cual no usaba gafas
-Cosa que tiene mérito-
Y tiñe muy bien sus canas.

Y allí el tal Benjamín Prado,
Que así se llama el lumbreras,
Ufano, aseguraba
Que el humor era de izquierdas,
Mientras De Prada callaba
Sorprendido y disgustado
Ante la sandez abyecta
Del estimable poeta.

Para mi esa diatriba 
Entre izquierdas y derechas
Es discusión baladí,
Pobre querella pueril,
Para los niños de teta.

Y es que en Siglo Veintiuno
Esa jerga desfasada,
Esos "conce'tos" viejunos
Esconden engaño y trampas
Que pepiños y pepuños
Toman por cosa sagrada:
Tamaña es su empanada
De "intele'tuales" sesudos.
...Otros se llevan la pasta

Pero siguiendo esa farsa
Con la que dan la castaña
Esos progres orejudos,
-Algunos de buena planta,
por no decir buena facha-
Aceptemos un segundo
Esa dialéctica estrecha
Con que se llenan la panza.


Cuánta razón tuvo Prado,
El llamado Benjamín
Al haber asegurado
-y le avala El País-
Que el humor jamás se encuentra
En la pútrida derecha.

Si aburría Muños Seca
Y no tenía ya chispa
Se le metía en la checa;
En cambio el genial Mingote
Que sí que provoca risas
Es un humorista progre,
Como progre fue el gran Gila,
Desde que Franco la diña.

Pues todos fueron de izquierdas
Por más que disimulaban...
Se intentaban reprimir,
Desde Tono y  Wenceslao
Hasta Jardiel Poncela
-quién por eso fue a la checa,
Aunque consiguió salir-

López Rubio, el nobel Cela
Y también Edgar Neville
Como Don Miguel Mihura,
No tenían gracia ninguna
O eran de tinte izquierdil.

La revista "La Codorniz"
Era de la izquierda dura.
Máximo y Serafín,
Eran rojales, sin duda,
Como el gran Martín Morales,
Como Fernandez-Casas,
Como Esteso y Pajares,
Como Eugenio y El Roto
Aunque en "Triunfo" publicara.



Los Ozores eran rojos
Como Paso, Don Alfonso,
Chumy Chumez, un gran bobo,
Ussía y Campmany, broncos,
y Antonio Burgos es soso
Cual José Antonio del Pozo.

Pues lo dijo Benjamín,
Y eso ya no admite dudas:
Sólo hay humor a la zurda
Y la diestra es muy siniestra.

Vean la verdad sin fisuras:
La derecha no hace gracia
Y resulta muy molesta,
Como Juan Manuel de Prada
Tuvo casi que admitir.

Lean sólo El País
Si quieren pastar de el Prado
Y vean sólo La Sexta.

Si quiere usted ser feliz,
Antes de echarse unas risas
Piénselo: no sea fascista,
Y si son de la derecha,
Intente no sonreir
No mueva usted ni una ceja
Y apriete bien fuerte el ano.

Para esos falsos humoristas
De política incorrecta
Siempre nos quedará París.

...Perdón quise decir... la checa.














8 comentarios:

Javier Tellagorri dijo...

Genial. Has dado un repaso señorial al listado de humoristas y está clarísimo que todos ellos eran comunistas, incluído el falangista Alvaro de la Iglesia, director de la Codorniz.

José Antonio del Pozo dijo...

Fugit, me abro el cráneo ante tu ingenio, ante tu genio, ante las tracas de tus chispas fulgurantes, ante el fino vitriolo tuyo con los tunantes, y me sobrecolmas de honores al lado de esos grandes poníendome, y al señor Prado y al mismo Prada habrá que decirles que a la casa de la pradera se vayan ambos a retozar en coyunda un rato, y que no acaparen tanto.
Muchas gracias, socio, un fuerte abrazo.
Saludos blogueros

El Fugitivo dijo...

TELLAGORRI:
Claro, hombre, Alvaro de la Iglesia, ya lo dice su apellido, de la extrema izquierda. Gracias por tu visita.

El Fugitivo dijo...

JOSE ANTONIO:
La Casa de la Pradera, ja, ja. ¿Te refieres a la Casa del Pradera Javier?
Muchas gracias por los piropos. Viniendo de un humorista tan rojo, me colma tu elogio. Un fuerte abrazo.

Candela dijo...

Buena paliza.

Además, todo el mundo sabe que los rojos son unos siesos (y alguno de ellos no sabe ni quién es Muñoz Seca).

El Fugitivo dijo...

CANDELA:
Pues sí, hoy en día son intercambiables el Club de la Comedia y el Parlamento Español; los humoristas se dedican a sembrar opinión política, y los políticos profesionales a hacer gracietas, tipo Alfonso Guerra. Zapatero tiene otro arte: hace poesía, con el viento, la Tierra, el Universo y la madre que lo trujo al mundo.

CAPITAN TRUENO dijo...

Hombre, mirándolo desapasionadamente, la izquierda también tiene cómicos, bufos estilo Benny Hill, pero no me negarás que los payasos Pepiño y Chaves no tienen su gracia.
Serían más graciosos al pie del cadalso, pero no se puede tener todo.

El Fugitivo dijo...

CAPITAN:
Banny Hill era un genio, sí señor. Pepiño se ha agigantado en los últimos tiempos, se ha revelado un fino estadista y sus 'concetos' son filosofía pura y dura. Ahora incluso podría terminar la carrera de derecho. Gracias por la visita.